viernes, 28 de junio de 2013

Manual de Comunicación para el Verano 1



         El periodo de vacaciones, trae consigo una serie de actividades y de cambios en las rutinas del común de las personas. Cambia el clima, la ropa que se lleva, los horarios de trabajo, los tiempos de ocio, etc., etc. 
 
            De igual manera, en muchos casos, y asociado con frecuencia a las vacaciones, se pasa más tiempo en familia; se está más en casa, o se va de vacaciones juntos. Esto, además de los innumerables beneficios que podría tener para la relación familiar, nos invita a estar atentos al riesgo de conflictos. 

         
       Tenemos en nuestros centros, estadísticas que indican que, con frecuencia, después de la temporada de vacaciones veraniegas o navideñas, aumenta el número de llamantes al teléfono de la esperanza, especialmente como resultado de los conflictos generados a raíz de la convivencia durante las vacaciones.
 
 
            Es habitual que, los padres/madres, principalmente, aborden con optimismo la posibilidad de pasar más tiempo junto con sus parejas, hijos y, a veces, algunos miembros de la familia política: suegros, nueras, yernos, cuñados, etc.
 
 
            También es frecuente, que los hijos, especialmente los adolescentes, estén pensando más en pasar tiempo con sus amigos, novios/as, etc., que con la familia y/o los padres.
 
 
            La convivencia, entonces pone de manifiesto, que con frecuencia, los miembros de la familia tienen expectativas diferentes acerca de las actividades que se desarrollarán en verano, del tiempo que se desea pasar juntos, o de cómo se invertirá ese tiempo que pasan juntos, y necesariamente, en época de dificultades económicas ¿cuánto dinero hay y cómo se administra?
 
 
            Para la mayoría de quienes comparten las vacaciones en familia, la convivencia es sinónimo de alegría, de intimidad, de crecimiento y de descanso; no obstante, también pueden  surgir tensiones, discusiones, agotamiento, producto de las diferentes expectativas, y el ánimo con que se aborde dicho periodo de convivencia.
 
 
            ¿Cómo enfocar la convivencia para sacar el máximo provecho de ella? En el Teléfono de la Esperanza de Alicante, hemos resumido  20 aspectos que podrían ser muy útiles, para que las familias afronten esta época estival, de una manera sana y constructiva, y ayudar así, a que la convivencia familiar durante las vacaciones, sea realmente placentera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada